El centro

El Centro Público de Educación Básica de Personas Adultas “José María Iribarren” de Pamplona es un Centro zonal que consta de un Centro Base situado en C/ Bartolomé de Carranza número 5, en el barrio de Ermitagaña, y aulas en barrios de Pamplona y en los Ayuntamientos de la zona que lo demandan, así como en el Centro Penitenciario de Pamplona.

Se imparten cursos de Formación Básica, Competencias Clave N2 (en colaboración con la Agencia Navarra de Empleo), Castellano para extranjeros, Grupos de Atención Específica, Formación Personal, Aula Mentor (cursos online) y CCSE (Conocimiento de la Cultura y Sociedad Española).

Dado su carácter zonal y las diversas actividades formativas que se imparten, se atiende a una  población muy heterogénea en edad, cultura, procedencia, forma de vida, etc.

La edad mínima de inscripción es de 18 años.

Los cursos son cuatrimestrales (excepto los de Aula Mentor) y las clases se desarrollan a lo largo del día en horario de mañana, tarde y noche desde las 9:00 hasta las 21:00 horas en sesiones de hora y media o dos horas. Cada grupo recibe clases de dos a cuatro días a la semana.

¿Quién fue José Mª Iribarren?

El Centro toma su nombre del abogado y escritor “José Mª Iribarren” (Tudela, 1906 – Pamplona, 1971).

José Mª Iribarren es el escritor navarro más leído durante el siglo XX y una figura clave para entender el habla y las costumbres navarras. Enamorado de Navarra y de su gente, su pluma captará lo que en ella palpita, su historia, sus hombres, su esfuerzo diario.

Colaboró en diversos periódicos y revistas de Pamplona, Barcelona y Madrid, siendo de destacar el gran número de artículos aparecidos en las revistas Príncipe de Viana y Vida Vasca. Fue miembro fundador de la Institución Príncipe de Viana, vocal de Navarra del Consejo Superior de Investigaciones, académico correspondiente de la Real Academia Española de la Lengua, de la Real Academia de la Historia y de la Academia de la Lengua Vasca.

Su esposa deseaba donar al Centro José Mª Iribarren un busto del escritor esculpido por Antonio Loperena. Tras su muerte, la albacea de la familia, en noviembre de 1999, nos hizo entrega del busto.

Los comentarios están desactivados